Facebook Link to Facebook Twitter Link to Twitter Instagram Link to Instagram Vimeo Link to Vimeo Youtube Link to Youtube Whatsapp Link to Whatsapp

XIMENA MONTECINOS

Ximena estaba paseando a su perro cuando este se le soltó y atacó al perro de un vecino. Ella se acercó inmediatamente al otro propietario y este empezó a insultarla “Llévate a tu puto perro, vete a tu puto país, inmigrante de mierda!”. Ella se fue sin decir nada más. Ximena pensaba que el altercado había quedado ahí y salió de su casa unos 15 minutos después para acompañar a su hija a la biblioteca. De camino, se encontró nuevamente al vecino, que circulando en su 4x4 se detuvo al verla y se bajó en actitud amenazante, se acercó a ellas y empezó a insultarla “coge tus putas maletas y vete a tu puto país, que soló hacéis que traer enfermedades y ocupar mi país. Con ese corte de pelo que llevas, que pareces lesbiana”. Mientras él la insultaba apareció el hijo mayor de Ximena que, viendo la actitud violenta hacia su madre, le pegó un puñetazo al agresor. Más tarde, Ximena acudía a urgencias por una crisis de ansiedad.

La policía recomendó que aquello quedara en un altercado entre vecinos pero Ximena decidió que eso no podía quedar en un mero altercado y que actitudes así tenían que tener consecuencias. Ella y su vecino pusieron denuncias, él por el puñetazos y Ximena por los insultos. Primero se celebró el juicio contra el hijo de Ximena que se resolvió con una multa por el golpe. Cuando llegó el turno del segundo juicio, consideraron que no procedía puesto que el primero ya había resuelto hacia una de las partes y no daba a lugar. El caso quedó cerrado con sentencia absolutoria para el agresor de Ximena.