Facebook Link to Facebook Twitter Link to Twitter Instagram Link to Instagram Vimeo Link to Vimeo Youtube Link to Youtube Whatsapp Link to Whatsapp

Kamal Uddin

Hacía pocos días que había llegado a la ciudad. Quedó frente al metro Liceu en las Ramblas de Barcelona con un paisano que había conocido el día anterior y le ofrecía acogida para indicarle comedores sociales y otros recursos asistenciales. Mientras esperaba, dos agentes de la guardia urbana le pidieron la documentación. Él no entendía nada de lo que le decían. Se lo llevaron a la fuerza a la comisaría donde le dieron un puñetazo en la cara tan fuerte que cayó al suelo con la boca sangrando. Le habían roto la mandíbula. Él suplicó que pararan y al ver el grave estado en el que estaba le exigieron que se fuera de ahí. Hace 4 años que vive con un fuerte dolor provocado por las prótesis que le injertaron, tomando calmantes regularmente y con importantes dificultades para trabajar y llevar una vida normal. SOS Racisme le representa legalmente en un proceso penal contra el Guardia Urbano que le agredió. La fecha del juicio está pendiente de fijarse desde 2011.