Facebook Link to Facebook Twitter Link to Twitter Instagram Link to Instagram Vimeo Link to Vimeo Youtube Link to Youtube Whatsapp Link to Whatsapp

ISMAEL NDOYE

Abril de 2012. Sobre las 6:30h de la mañana Ismael entró en la estación de los Ferrocarriles Catalanes de la Plaza Cataluña de Barcelona y, después de comprobar que las máquinas no funcionaban,  se acercó a un agente de seguridad de Prosegur para preguntarle cómo podía sacar un billete. El agente le respondió “que si estaba ciego, que si no veía que había una al final del vestíbulo que sí funcionaba”. Tras este comentario Ismael se defendió argumentando que no tenía porqué hablarle de esa manera, que podía decírselo adecuadamente. Esto provocó aún más al vigilante que a continuación le dijo que “por sus huevos, hoy se iba a tener que ir en bus”, pero ante la negativa de Ismael, empezó a empujarle hasta que lo agarró del cuello, lo tiró al suelo y logró que se fuera. Ismael se fue a la comisaría de los Mossos d’Esquadra a denunciar y regresó al cabo de una hora a la estación. Esperó a que terminara el turno del agente para poder acceder al ferrocarril y regresó a su casa.
Al cabo de un mes se encontró nuevamente con la misma situación: sobre las 6:30h de la mañana, nada más abrir la puerta de la estación, el mismo agente de Prosegur le dijo: “hombre, ¿otra vez tú aquí?”, y sin mediar palabra lo volvió a echar. Mientras esperaba afuera a que su madre llegara de Terrassa para que lo apoyara con lo que le estaba sucediendo, el agente se le acercó, le dio una palmadita en el hombro y tirándole el cigarrillo que estaba fumando a los pies, le dijo “hombre, negrito, no es para tanto”. En ese momento llegó su madre y el agente entró a la estación mientras ella le avisaba que nuevamente le iban a poner una denuncia. El caso está en instrucción, en transcurso de investigaciones y lo llevan los abogados de SOS Racisme - Catalunya.